El suelo perfecto para las vinotecas

kronopol

Comparte la noticia:

Tener una vinoteca es el sueño de muchos amantes del vino. Para fiestas, reuniones o simplemente para disfrute personal o familiar, la construcción o adecuación de un espacio para el almacenamiento de vinos.

Las características que debe tener una vinoteca construida en los bajos de una casa son muchas, pero la conservación es fundamental para determinar qué aspectos desarrollar. Por ejemplo, una orientación adecuada, una ventilación idónea mediante un shunt o un conducto que vaya directamente al exterior, el grosor y tipo de paredes o muros que garanticen el aislamiento acústico y térmico, sobre todo, el material de las mismas, preferiblemente de cemento con gravilla. El sistema de aislamiento es preferible que sea de poliuretano expandido o fibra de vidrio, y cuando llegamos al suelo, la función de este es importantísima.

Tipos de suelo para vinotecas

El suelo debe ser absorbente con la humedad, especialmente. Para una vinoteca puede haber varios tipos de suelo interesantes, como el suelo de tierra pisada o batida, arena de río, losetas porosas de cerámica o el laminado kronopol, del que hablaremos más adelante.

Suelo laminado

El suelo laminado es una opción interesante para las vinotecas, ya que no permite que pase el agua, reduciendo notablemente la posibilidad de humedad. Es más económico, fácil de instalar y con un acabado final parecido en gran medida a la madera natural. Eso sí, no se puede lijar.

Por ejemplo, el suelo laminado Kronopol, al estar hecho con fibra de madera y resina, tiene una gran resistencia al desgaste y a los impactos, con lo que su uso puede ser algo más rudo de lo normal. Este tipo de suelo se puede encontrar en distintos tonos que pueden ir de la mano del estilo que queramos imprimir a la vinoteca.

Algunos de los tonos claros más comunes y solicitados son los blancos, que dan un aire más luminoso al suelo; los grises, que son perfectos para cualquier ambiente, y los beiges, que combinan con infinidad de estilos. En cuanto a los oscuros, los rojizos imprimen un toque minimalista y calidez.

Los tonos naturales son más parecidos a la madera y ofrecen un tipo rústico muy atractivo. Otros tonos como el metal o la cerámica también le dan mucho lustre a la vinoteca.

La variedad que existe de suelos laminados kronopol no solo contiene colores, sino también diseños y acabados. Muchos de ellos generan sensaciones de mayor espacio e incluso mayor luminosidad.

Cuando instalas suelos laminados debemos considerar:

Grosor de lama: le da durabilidad, robustez y mayor desempeño acústico.

Antibacteriano: es ideal para que los vinos se mantengan puros, sin bacterias y con un entorno saludable.

Antideslizante: para este tipo de superficies, esta característica es muy interesante. Evitar resbalones es importante.

Los suelos laminados son unos de los indicados para instalar en las vinotecas por su resistencia, facilidad de instalación y variedad de tonos. Esto, aunado a una fuerte resistencia a la humedad, uno de los principales agentes de maltrato de los vinos, hace que estos suelos sean una opción económicamente mejor y más fácil de instalar.

The following two tabs change content below.

Compravinoonline

Latest posts by Compravinoonline (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *