Propiedades afrodisíacas del vino en la primera cita

¿Quién no se ha plantado delante del espejo antes de acudir a su primera cita romántica y se ha repetido a sí mismo qué decir, qué hacer, qué postura adoptar, si cambiarse de ropa o perfumarse un poquito más? ¿Quién no ha llamado a un amigo o amiga pidiendo un consejo para que esa cita tenga un final feliz? ¿Quién no ha recibido un montón de consejos infalibles para conquistar a una mujer? Pues aquí tienes uno más: una copa de un buen vino, o dos como mucho, porque sus propiedades afrodisiacas están demostradas científicamente. Eso sí nunca sobrepases la dosis recomendada porque el resultado puede ser contrario al perseguido.

Si has preparado una cena en casa o has quedado para comer fuera, con la idea de conquistar a una mujer, o a un hombre, te resultará más fácil animar a tu pareja a compartir ese caldo tan especial que te han recomendado sin que parezca una estrategia conquistadora. El vino es un desinhibidor en los primeros contactos porque bloquea los núcleos del control de la conducta en general, desarrolla un efecto de verborrea, diversión, euforia, energía…

Y eso siempre es bueno para una primera cita, anima y estimula. Además, al compartir la experiencia de beber juntos, los efectos sirven para ambos y se van a duplicar, porque si uno se vuelve más abierto y receptivo, el otro resulta más seductor, y eso ayuda a la conquista.

Camufla la timidez y estimula las zonas erógenas

Una copa de vino tinto en la mano reduce la ansiedad y ayuda a superar la timidez y la dificultad de socializar gracias al etanol que contiene el alcohol, que estimula el hipotálamo, relajándonos. En especial, los elaborados con uva Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc tienen aminas que calman los nervios que podrían dar al traste en una primera cita. El vino es una bebida idónea para una velada romántica, ambos os relajaréis en los preliminares y mejorará la experiencia erótica.

Diversos estudios han demostrado que es un potente estimulador de la libido; los flavonoides que contiene esta bebida favorecen la dilatación de los vasos sanguíneos aumentando la presión sanguínea en las zonas íntimas femeninas, lo que provoca el deseo sexual en las mujeres y, en los hombres, los estudios aseguran que se produce un aumento de testosterona debido a la quercetina que contiene. Cuidado con el exceso, pues el efecto rebote es somnolencia y disfunción sexual.

Sentidos a flor de piel

También el aroma es muy importante a la hora de elegir un vino. Ellas los prefieren especiados, que huelan a ciruela negra, tierra y musk. Hay estudios que avalan que las feromonas masculinas son muy parecidas a las de la Pinot Noir. Además, el vino tiene antioxidantes y polifenoles, todo un cóctel de belleza para piel. Potenciar el atractivo siempre es garantía de rematar una cita romántica.

Así que, ya lo sabes, pon un buen vino en tu mesa si quieres que tu cita responda a tus deseos. Está demostrado, el vino es una bebida afrodisíaca.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *